miércoles, 20 de noviembre de 2013

Desde Eliseo


     
 Sin quererlo
                     el niño distraídamente solitario empuja
                     la domada furia de las cosas... 
                                                 
                                                            E. Diego

Abrir el libro en la paz inútil de la tarde, cuando explota el silencio y madre cocina sobre la plaza gris de los recuerdos. Habitaciones con faltas, que imaginamos abandonen, cuando tus quejas conviertan en luz la seria insensatez de las cosas. Abrir el libro de poemas, leer en voz alta, mientras hay figuras en mi vientre moviéndose y patadas dulcísimas barren leve el tiempo. Abrir el libro de poemas cuando nos quedamos a oscuras, para que puedas entender cuánta fortuna encierra esta suerte de esperarte a ciegas.

4 comentarios:

  1. Qué lindo!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Bienvenida esa maternidad que saca de ti mucha más poesía :) Un besito y cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yaimilla, así es, increíble!!! jajajajja... Otro beso grande para ti.

      Eliminar
  2. Mel, mi brujilla linda, me ha encantado este poema post para tu bebé. Serás una madre genial. Dichoso ese bebé por tenerte. Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bruja bella, me alegro que te gustara, jajaj... y dichosa yo. Un beso enorme, a ver cuando te das una vuelta el año que viene por Cfgos, ajjaja.... te quiero igual. Besosssssssssss

      Eliminar